Construido entre 1525 y 1535 por Giulio Romano sobre las ruinas de un rústico preexistente por órden de Federico Gonzaga, Marqués que más tarde obtuvo para sí y sus sucesores el título de Duque, de Mántua. Cuadrángular de forma, el Palacio ha sido construido sobre una isla que estaba separada de la ciudad por una fosa tan amplia que en ella se corrían regatas y se celebraban fiestas acuáticas. A su alredededor había jardines, fontanas, estátuas, alamedas y otras construcciones: una ciudad en miniatura en la isla del Té.
Luego del saqueo de 1630, que tuvo un séquito de guerras con españoles, franceses, austriacos y piemonteses, que se enseñorearon alternativamente del Palacio - al que se le utilizabo como caserma. Los jardines, las fuentes y demás construcciones fueron derrumbadas y el terreno fué nivelado para dejar lugar a un prado donde asentar los campamentos para las tropas (los oficiales usaban el Palacio); las estátuas fueron transladadaas o destruídas, las canalizaciones que alimentaban las fontanas enterradas. Milagrosamente, aunque algo abollado, quedó intacto el cuerpo principal del Palacio. La mayor parte del mismo fué sometida a restauraciones en tiempos recientes (que en algunos casos todavía están en obra) y muestra a los visitantes de hoy la creatividad esplendorosa de la obra de Julio Romano. Ocho salones principales, una corte interior, una estupenda logia, una serie de camarines, los establos (destinados ahora a exposiciones de todo tipo), y un rincón "secreto": la llamada "gruta", un espacio ganado utilizando la mansarda del techo dónde se pueden admirar monedas, sellos, pesos y medidas, cuños y estampas usados desde 1307 hasta 1707. También hay colecciones de pintura originadas por donaciones (Mondadori y Giorgi), y una sección de arte moderno a la que se suman 400 objetos de las épocas faraónica y romana de la colección egipcia de los Acerbi.
El Palacio es propiedad de la Comuna de Mántua.

Casarse en el Palacio del Te

liberatiarts© 1998-2006

Hit Counter